Seguir por correo electrónico

miércoles, 23 de octubre de 2013

El enterramiento de la "doctrina Parot" por el Tribunal de Luxemburgo y la insoportable manipulación de las víctimas del terrorismo por la derecha española

   Entiendo el dolor, incluso la rabia, de las víctimas del terrorismo cuando ven excarcelada por sentencia de un tribunal a la etarra Inés del Río, después de pasar 26 años en la cárcel (los cinco últimos de forma ilegal, según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos), por haber cometido 24 asesinatos, entre otros crímenes. Ni entro siquiera en la discusión de si 26 años en la cárcel es mucho o poco tiempo, en relación con la gravedad de los crímenes que Inés y otros miembros de ETA cometieron. Estoy convencido de que a la mayoría de los familiares de las persona asesinadas les parecerán siempre pocos.

  Pero también me indigna profundamente el insoportable grado de manipulación con el que tratan el tema ciertos políticos del PP y los medios de comunicación de la derecha española. Se rasgan las vestiduras por la "execrable decisión" del plenario del Tribunal de Luxemburgo, al que atacan con furia y califican de poco menos que de amigo de los terroristas. Añaden dolor, injusto e innecesario, al justificado dolor de las víctimas, a las que utilizan para sus fines políticos. Llegan a decir -inefable Zarzalejos de la FAES- que lo sucedido es producto del contubernio de Zapatero... ¿con 17 magistrados de 17 países distintos?

  La utilización del terrorismo como arma política en la confrontación democrática es una constante del PP y la prensa de derechas española. Tenemos abundantes ejemplos: con Aznar y con Rajoy, en el gobierno y en la oposición. Un hito lo vivimos aquel trágico 11 de marzo de 2004, y aún colean en la prensa episodios de los irreductibles de la posterior campaña mediática.

   Lo que, tal vez, diferencie este caso de los anteriores es que a quienes vuelven a utilizar la manipulación de los hechos terroristas como arma política no les importa hacer gala de ignorancia. Tal vez piensan que la ignorancia está cubierta por la reiteración de la mentira, en el sentido goebelsiano.

   Porque no se necesita ser un reputado jurista, sino simplemente tener cultura, al menos la cultura jurídica básica que se supone deben tener los políticos y periodistas que no dejan de opinar sobre todo lo divino y humano, para saber que nunca puede aplicarse en contra de un imputado, o de un penado, una modificación de la ley con efectos retroactivos. Las persona cultas deberían saber también que los jueces tienen que dictar sentencias de acuerdo con la ley y su interpretación por la jurisprudencia consolidada. Son cosas que están en nuestra Constitución y en casi todas las constituciones democráticas que en el mundo son.

  La única disculpa, parcial, que les cabe a políticos y periodistas manipuladores es que de lo anterior se olvidaron algunas personas a las que nadie dejaría de exigir que lo supieran. Me refiero a los magistrados del Tribunal Supremo de España que en el año 2006 se inventaron la "Doctrina Parot" en una de las decisiones más politizadas de la Justicia española que recuerdo (y no han sido pocas).

  El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, una institución muy importante para la democracia en Europa y en el mundo, que entre otras sentencias dictó aquella que desestimaba el recurso contra la Ley de partidos que impedía a Batasuna y sus siglas colaterales presentarse a las elecciones, sólo le ha recordado al Tribunal Supremo y al Gobierno de España que las leyes no pueden aplicarse con efectos retroactivos. ¿No lo sabían?

    Todo lo digo desde mi más absoluto respeto a las víctimas del terrorismo de ETA, a su dolor, y desde mi activo rechazo a todo lo que ha hecho ETA en democracia.

[Los argumentos jurídicos están magníficamente explicados en el artículo de José María Ruiz Soroa cuyo enlace pongo a continuación]:

    


el país: "La Ley no tolera atajos"  22 OCT 2013

Wert y su LOMCE dos grandes promotores de la desigualdad en la educación

La oposición a la Ley Wert y a la política educativa del Gobierno, que no es otra cosa que una política de recortes presupuestarios, va a alcanzar un punto culminante esta semana con la huelga de tres días de los estudiantes, que comenzó hoy -o ayer, que ya es madrugada-, y con la huelga de toda la comunidad educativa del 24 de octubre. Estas jornadas de movilización se acompañarán de numerosas, y espero que masivas, manifestaciones que tendrán un carácter escolar y ciudadano. La protesta contra los recortes en educación y la Ley Wert no pararán aquí. En el mes de noviembre están previstas nuevas acciones, entre ellas marchas sobre Madrid y el Palacio de la Moncloa.  

Ninguna ley educativa de la democracia ha tenido una oposición tan masiva como la LOMCE. La razón es que es una muy mala ley. Además ha sido interpretada justamente como la norma que consagra los recortes en la educación publica. Estos recortes han restado, hasta el momento, 6.900 millones de euros a los presupuestos de educación y promovido el despido de más de 40.000 profesores interinos de la enseñanza pública. Justo en el momento en que ésta  tiene que hacer frente a un incremento del alumnado por primera vez en bastantes años.

La LOMCE es una mala ley desde un punto de vista técnico y una muy mala ley desde un punto de vista político. Porque, ante todo, es la Ley de la desigualdad (como casi todo lo que promueve el Gobierno del PP), de la segregación, de la subordinación a la Iglesia católica y al pensamiento educativo más rancio, la del fin de la democracia escolar, la Ley de la suicida y reaccionaria apuesta por la degradación de la Educación Pública.

¿No es consciente el Ministro Wert de la amplitud de la oposición escolar y ciudadana contar su ley? ¿No se da cuenta de que las reformas educativas requieren un mínimo grado de consenso con  quienes las van a ejecutar? Que, de lo contrario, su fracaso está asegurado. ¿Cómo es posible que el Sr. Wert y los demás miembros de su gobierno manifiesten un tan alto grado de insensibilidad frente a la protesta y a la movilización sociales? ¿Es que no calibran los riesgos de tanto autismo político?

A tenor de lo que dice en la larga entrevista, de dos páginas completas, que le dedicó El País la semana pasada, no parece darse cuenta de nada. ¡Qué falta de ideas! ¡Cuanto tópico reaccionario! Su nivel y su altura de miras llega al paroxismo cuando le preguntan sobre las consecuencias de la práctica supresión de los recursos financieros destinados al plan de equipación informática de los centros educativos. Responde Wert, sin inmutarse, que la tendencia en los EE UU es que los alumnos se lleven de casa a clase sus propios "cacharros". 

O sea,  que el inefable ministro Wert está dispuesto a abrir un nueva brecha de desigualdad que sumar a las anteriores. No le basta dificultar seriamente la concesión de becas para los alumnos universitarios de familias más humildes cuando, al tiempo, se multiplican por dos o por tres las tasas universitarias; no le basta con la supresión de las becas de comedor y las ayudas para libros y material escolar; no le basta con los severos recortes de los recursos de los centros educativos, en particular los que se utilizaban para los alumnos con mayores dificultades de aprendizaje, que, debería saber el Sr. Wert en su calidad de sociólogo, son los procedentes de familias con menores niveles de renta.

En un país con cerca de seis millones de parados, el 26% de la población activa; con un avance galopante de la pobreza que ha pasado del 19 al 27 % de la población (12 millones de personas) en apenas cinco años; con más de tres millones de personas padeciendo pobreza severa; etc. , etc., un Ministro de Educación no puede responder así.

¿Piensa Wert que las familias que apenas tienen recursos para comer o que viven de la caridad pueden comprar lo ordenadores que necesitan sus hijos en sus colegios e institutos? ¿Lo pueden hacer sin demasiados problemas quienes pertenecen a ese universo de 12 millones de pobres españoles?

No me cabe ninguna duda de que lo que mejor define las principales decisiones políticas del Ministro Wert es la de promotor de la desigualdad. Para mí es el ministro de la desigualdad en la educación. Por el Sr. Wert, entre otros, España ha logrado alcanzar, junto con Bulgaria, Portugal y Letonia, en estos cinco últimos años el triste título de país más desigual de Europa.


lunes, 14 de octubre de 2013

Más mentiras (y 3) a cuenta de la desigualdad social. Esta vez: Rajoy

   Prosigo con una tercera entrega sobre las mentiras de nuestros gobernantes. Esta vez sobre un tema tan sensible como el reparto de cargas de la crisis y la desigualdad social. Tras Montoro, Cospedal y Soraya, el turno le tocó, hoy, a Rajoy.

   El Presidente del Gobierno ha afirmado lo siguiente al periódico austriaco Kurier, para justificar las políticas de austeridad y los recortes: "Exigimos sacrificios pero repartimos las cargas de forma justa".

  ¡Asombroso! Tal vez considere Rajoy que el aumento de la desigualdad es un indicador de  un justo reparto de las cargas. Sería lo único que justificaría su aserto. En este mundo de locos, en el que muchos políticos utilizan la propagación de la mentira como arma de comunicación, todo es posible.

   Todos los datos y análisis sociales confirman lo contrario de lo que dice Rajoy. En España no sólo sufrimos una cifra de paro insoportable, un fuerte aumento de la pobreza -con bolsas incipientes de hambre- y la más fuerte caída de los salarios de Europa; también estamos padeciendo -desde el comienzo de la crisis- el más rápido incremento de la desigualdad de toda la UE. Y se ha agudizado desde que gobierna el PP, aunque la tendencia comenzó muy fuerte en 2009. Somos ya el tercer país más desigual de la UE, medido tanto por el Coeficiente de Gini como mediante los cocientes de renta entre el 10 % y el 20% de los más ricos e igual franja de los más pobres. Sólo nos superan Rumania. Bulgaria y Letonia.

   Y, por si fuera poco, el pasado 9 de octubre conocimos por los medios de comunicación el informe de Credit Suisse sobre la evolución del número de millonarios en el mundo. Los que ganan más de un millón de dólares al año crecieron en España un 13,2%, en sólo un año (fin del primer semestre de 2013, respecto a igual período de 2012). Ya son 402.000. 

   Es decir, que la realidad sobre el reparto de las cargas de la crisis es justamente la opuesta de la que describe Mariano Rajoy

    Lo único que podría argüir el Presidente, además de que se olvidó de leer los periódicos o las estadísticas oficiales (como Montoro), es que el aumento de la desigualdad, indicador del injusto reparto de las cargas, se produce también en países muy importantes. Por ejemplo, el número de millonarios en los EE UU, Francia o Alemania se incrementó en más del 14 %.

   Como diría Warren Buffet: ¡Esto sí que es pura lucha de clases! La van ganando, sí, por el momento, pero que no se confíen...

   

sábado, 12 de octubre de 2013

SOBRE MENTIRAS (DE NUEVO), LAMPEDUSA Y EUROPA

1. Nuevas mentiras y fantasías

   Hace dos días comenté las mentiras de Montoro y Cospedal sobre salarios y pensiones. Ayer le tocó el turno a Soraya Sáenz de Santamaría, ejerciendo de portavoz al finalizar el Consejo de Ministros. El plan de lucha contra el fraude en el seguro de desempleo había detectado 520.000 defraudadores que compatibilizaban su percepción con el ·trabajo en negro. ¡Casi el 20 % de los perceptores! ¡Cuanto sinvergüenza entre los parados! Al poco rato, el Ministerio de Empleo la rectificaba: sólo 60.004 habían perdido la percepción por diversos motivos. Pero se trataba de justificar nuevas medidas para dificultar la percepción del seguro de desempleo y todo valía.

   Pero además, los datos que se supone le prepararon entre Empleo y Hacienda (Montoro está que se sale) contenían otra cifra que sólo por ser fantasiosa no cabe duda que es mentirosa. Los planes contra el fraude habían aportado nada menos que 22.652 millones de euros al Tesoro: 16.500 M€ de la lucha contra el fraude fiscal y otros 6.152 M€ de la lucha contra el fraude en la Seguridad Social. O sea, que la Vicepresidenta aspira a que nos creamos que a la espera de medidas más serias en ambos terrenos y el mismo día en que GESTHA denunciaba que el 80% del fraude fiscal permanece impune, este Gobierno ha logrado una recaudación de nada menos que el 2,14 % del PIB en su lucha contra el fraude. ¡Cómo es posible entonces que sigamos teniendo un déficit tan abultado! Debe ser que, confiado el Gobierno en los datos del Informe PISA sobre los conocimientos matemáticos de la población adulta, cualquier dato puede colar.

[Algunas fuentes sobre le tema]

La Vicepresidenta ofrece datos irreales sobre el fraude en el desempleo. El País 12/10/2013:

http://economia.elpais.com/economia/2013/10/11/actualidad/1381502054_976152.html

Los técnicos de Hacienda creen que más del 80% del fraude queda impuneABC 12/10/2013
http://www.abc.es/economia/20131012/abci-gestha-fraude-fiscal-201310111733.html

2. Lampedusa, de nuevo

   Cuando todavía no se han parado de contar los cadáveres de la tragedia de Lampedusa, y ya se ha llegado a la cifra de 300, otra embarcación atestada de emigrantes se ha hundido en ruta hacia la isla. Otros 34 cadáveres por el momento. 

   Tras ser insultados -por una población lampedusiana angustiada, falta de ayudas ante las sucesivas avalanchas humanas y, sin embargo, solidaria- Barroso y Letta se dicen conmovidos y prometen medidas. ¿Se contentará el gobierno de Italia con funerales de Estado y nacionalidad italiana para los muertos, mientras se persigue a los vivos por ilegales? Porque según la ley italiana ayudar a los emigrantes ilegales es un delito. ¿Vale más esta ley que las leyes internacionales del mar como para que muchos barcos pasaran por un naufragio sin prestar auxilio? En España también está penado ayudar a un sin papeles, no lo olvidemos. 

   ¿Y qué decir de las instituciones europeas que han renunciado a tener una política migratoria integral y sólo se ocupan del control policial de las fronteras y de facilitar la fuga de cerebros que descapitaliza de capital humano a los países del Sur?  

   Un papa argentino, lúcido en casi todas sus declaraciones, lo ha resumido en una sola palabra: "vergogna". 

   La vergüenza y la indignación de los demócratas que creen en la primacía de los derechos humanos tiene que traducirse en acción. Las palabras sirven ya de poco, al volver a referirse a lo obvio, si no es para incitar a actuar.

[Sobre la política europea de migraciones]

José Ignacio Torreblanca: "Sonámbulos". El País. 12/10/2013


3. ¿A donde va Europa?

   Sobre la política europea de migraciones acabo de hablar. Sobre la crítica a las políticas de austeridad, recortes sociales y laborales y devaluación interna competitiva y sus consecuencias políticas y sociales hay bastante escrito en este Blog. Añadiré algunas breves notas políticas que pintan, a mi juicio, de forma sombría el porvenir de la Unión Europea, a no ser que se produzca una profunda reacción social y ciudadana que encuentre un cauce político para realizarse.

   - Últimas elecciones generales. En Austria y Noruega avances muy importantes de la extrema derecha. En Austria la actual coalición de socialdemócratas y demócratacristianos podría seguir gobernando pero con muy poco más del 50% de los escaños entre los dos. En Noruega, los conservadores van a desplazar a la izquierda con el apoyo de la extrema derecha.

   - En Alemania, la previsible coalición de la CDU-CSU con el SPD, o con los Verdes, presidida por la victoriosa Merkel, no va a cambiar sustancialmente la política europea de Alemania, caracterizada por la falta de estrategia, el cortoplacismo y la primacía en la defensa de los intereses nacionales y de una economía política basada en su dogmática variante neoliberal, la del nuevo ordoliberalismo.

   - En Francia, la extrema derecha de Marine Le Pen encabeza, por primera vez, los sondeos electorales (de las europeas). Con un 24 % de los votos, seguido por la derecha (22 %) y los socialistas (19 %). Y. lo que es peor, Le Pen domina la agenda política. Ha logrado, entre otras cosas, que, gracias a Manuel Valls, el gobierno de Hollande ya no se distinga del de Sarkozy cuando habla de gitanos rumanos. 

  - El descrédito mayoritario y creciente de la UE y sus instituciones, ante la ciudadanía europea, y la consiguiente elevación de la ya muy elevada tasa de abstencionistas, contribuirán a que el Parlamento Europeo que salga de las elecciones de mayo de 2014 sea una Parlamento más fragmentado en base a las minorías nacionales -y nacionalistas- en auge, incluyendo a los antieuropeístas y a la extrema derecha, y con los dos partidos europeos mayoritarios -¿de verdad son europeos?-, populares y socialistas, en retroceso.

   - ¿La crisis y el declive de la socialdemocracia son reversibles? Para el porvenir, o incluso para la pervivencia, de la UE sería casi imprescindible. Pero requeriría, de los socialdemócratas, una reflexión muy profunda y una voluntad  muy fuerte para levantar y sostener un proyecto europeo progresista en el largo plazo. Y lo malo es que, en las democracias actuales, los partidos que han gobernado o pueden volver a gobernar, no son capaces de dejar de someterse a la esclavitud del electoralismo.

  - Mientras, a la izquierda de los partidos socialdemócratas, existe un mosaico de formaciones con influencia política creciente en cada país pero sin un proyecto político claro sobre Europa. Estas formaciones políticas o tienen dos almas respecto al proyecto de una Europa Unida, como le sucede a nuestra Izquierda Unida, o, si tienen una sola, por lo general no es europeísta. El manifiesto de Atenas de Alter Summit, con todas sus insuficiencias, es un intento de levantar una corriente social y política europeísta desde el campo ideológico de quienes rechazan el capitalismo.

  Habrá que volver sobre todo esto.

   




jueves, 10 de octubre de 2013

Me gustaría realizar, con cierta periodicidad, comentarios breves sobre temas que me sugiere la actualidad. Hoy inicio la serie. 

SOBRE MENTIRAS, EREs Y LEY WERT

1. Las mentiras en política

  Ya sabíamos que la mentira es un recurso demasiado utilizado en política, pero en las últimas fechas los líderes del PP lo han llevado al paroxismo y no les importa que sean muy burdas y contradigan las estadísticas oficiales de la administración que ellos mismos dirigen o los datos del estudio que comentan. Tres ejemplos:

   Montoro, en el Congreso: "Los salarios no han disminuido, sólo han subido moderadamente". El INE ha publicado que, sólo en 2012, el salario por hora trabajada disminuyó en un 3,4 % nominal, como media.

   Cospedal y Báñez, en un acto público: "Con la reforma los pensionistas no van a perder capacidad adquisitiva". La memoria de su proyecto de ley pronostica un ahorro de 33.000 millones de euros en 9 años, lo que supone una pérdida de 1.500 euros al año, por término medio, a cada pensionista.

   Wert y sus acólitos sostienen que los resultados del informe PISA de la OCDE sobre niveles educativos de la población adulta muestran las malas consecuencias de la LOGSE y por ello apoyan la necesidad de la LOMCE. La encuesta muestra sin embargo que el nivel medio de conocimientos sube gracias a los más jóvenes que estudiaron con la LOGSE, cuya distancia con las cohortes extranjeras de su edad es menor que la que tienen las cohortes de mayor edad.

   Y eso sin hablar de los casos Bárcenas, Gurtel, ...

2. EREs de Andalucía

   En el ambiente de corrupción económica y política que se respira en nuestro país y sometidos a una feroz campaña mediática -que viene de antes- de la prensa de derechas, las dos centrales representativas, CC OO y UGT, están viendo erosionada gravemente su imagen pública por el asunto de los EREs de Andalucía. Hay que responder con la verdad. Desde mi conocimiento de CC OO, expreso mi convencimiento de que mi sindicato no ha participado en ninguna trama ilícita para apropiarse de un dinero que no le pertenece. Si lo ha hecho algún individuo, o individuos, actuando por su cuenta, hay que cortar por lo sano, al margen de las actuaciones judiciales. La transparencia tiene que ser norma de conducta sindical, empezando por la financiación.

  Al tiempo hay que reaccionar contra lo inaceptable, contra las injurias y calumnias y falsedades. Y una de las cosas inaceptables la sostiene la juez Alaya en su filtrado "auto secreto": según lo publicado, UGT y CC OO eran los conseguidores o facilitadores de empresas en crisis para los elementos corruptos de la trama, intermediarios y aseguradoras; a cambio de lo cual cobraban una comisión. Una afirmación de esta naturaleza parte, como poco, de un desconocimiento absoluto de cual es la labor de un sindicato en las empresas en crisis. No va a buscarlas, está en ellas. Lamentablemente en muchas. La acción sindical se desarrolla en esta secuencia: evitar despidos o reducirlos, evitar su cierre y si no hay más remedio que aceptar una reestructuración, total o parcial, de su plantilla, lograr el máximo de protección para los trabajadores. Cobrar un 0,5%, o un 1 %, por esa labor no es ningún abuso o ilegalidad. Cualquier bufete privado de abogados por cualquier reclamación o gestión de la que se deduzca un ingreso económico cobra un mínimo del 10% de la cuantía de lo conseguido.

3. La Ley Wert (LOMCE) se aprueba hoy en el Congreso

  Hoy es un día triste para la educación en España. El Congreso ha aprobado la peor ley educativa de la democracia, la que llevará para siempre el nombre del probablemente también peor Ministro de Educación de la democracia española, el Sr. Wert. La ley es un conjunto no demasiado coherente de retazos del pensamiento educativo más conservador, incluso del más reaccionario en determinados extremos. Subordinación a los intereses y presiones de la enseñanza privada y de la Iglesia católica (a pesar del paripé crítico de última hora de una Conferencia episcopal que quiere más todavía y está, tal vez, presa de un ataque de orfandad por los acontecimientos que vienen de Roma); apuesta por la segregación y el no tratamiento de la diversidad en la educación; erosión de los restos de democracia en los centros educativos; etc. 

 Su confusión de calidad de la enseñanza con colocación de barreras selectivas, en el momento en que se han recortado nada menos que 6.400 millones a la Educación, en los Presupuestos del Estado y las CC AA, y se ha despedido a cerca de 40.000 profesores de la enseñanza pública, es todo una proclama sobre el tipo de rancia "calidad" que el PP quiere implantar en la enseñanza española. Y sobre todo, hacen de la Ley Wert una ley contra la educación pública y por la desigualdad.

   Esperemos que las movilizaciones de la comunidad educativa -consulta, Huelga General Educativa del 24 de octubre, marchas sobre la Madrid,etc.-sean un éxito y que eso influya en el paso de la Ley por el Senado, en su aplicación  y en su futura y pronta derogación